Usted está en : Portada: Crónica
Lunes 18 de octubre de 2010
Monte Verde vuelve a la polémica
El arqueólogo estadounidense interpuso una acción judicial contra el parlamentario para solicitar la anulación del registro de marca del sitio arqueológico que está en poder del senador.

Una disputa de larga data. El destacado arqueólogo estadounidense Tom Dalton Dillehay interpuso una demanda judicial contra el senador Carlos Ignacio Kuschel para lograr la anulación del registro de marca que el parlamentario tiene sobre el sitio arqueológico Monte Verde.

La información fue confirmada por el propio Dillehay, quien ha sido el gran impulsor de la cuna de América y quien se desempeña como profesor del Departamento de Antropología de la Universidad de Vanderbilt, en Nashville.

"Interpusimos esta acción judicial porque el sitio y el nombre de Monte Verde pertenecen al público chileno y a la herencia cultural del país y no a un individuo como el senador. Estamos tratando de cambiar la marca registrada del nombre a la Fundación Monte Verde, que es manejada por científicos, la Universidad Austral de Chile, la Municipalidad de Puerto Montt y por la intendencia. Y el museo que se construirá debería llevar el nombre de Monte Verde y, en este momento, por razón que el senador tiene la marca en su nombre, no tenemos este derecho", manifestó el arqueólogo.

Para tal motivo, Dillehay recurrió al prestigioso estudio Alessandri Abogados para que lo asesorara en su demanda. El bufete es especializado en temas de marca y fue fundado por el ex Presidente Arturo Alessandri Palma en 1893.

Al respecto, Kuschel reconoció que existe la demanda, pero aclaró que inscribió la marca hace más de dos décadas.

"No sé qué puede ocurrir con esta acción judicial. Lo desconozco. Pero sí puedo decir que inscribí la marca Monte Verde en la época en que compré los terrenos, hace 24 años. Y desde entonces la he ido actualizando, porque las marcas hay que renovarlas cada diez años", afirmó.

La relación

Esta demanda constituye un nuevo capítulo en la distante relación que han mantenido Dillehay y Kuschel a lo largo de los años. Y es que para el arqueólogo, el senador ha intentado sacar provecho económico de Monte Verde.

"En los 80, cuando estuve dirigiendo la excavación en Monte Verde, me visitó y usando su cargo político de la época me dijo que quería ayudarnos a proteger el sitio y prevenir la erosión, etc. Él me preguntó dónde estaban los demás sectores y se los mostré. Desde entonces, no he tenido ningún otro contacto con él, pero a través de mis abogados me enteré que compró ese sector a un lugareño, que construyó un museo de sitio (una casita) en el sector y, además, puso la marca registrada en su nombre. Me engañó a mí y al público chileno. Es un político en el que no se puede confiar", expresó.

Sobre el tema, el senador aclaró que jamás ha intentado sacar provecho de Monte Verde. "No he hecho ningún uso comercial de la marca ni de los terrenos, así que mal podría haber tenido un provecho económico", indicó.

En cuanto a la opción de ceder el nombre para el esperado museo de Monte Verde, Kuschel manifestó que "tendría que analizar lo que me planteen y todo el contexto. Pero yo ya tengo un museo que se llama Monte Verde, que es el museo de piedras indígenas que fundé el año 2000", finalizó.