Usted está en : Portada : Editorial Sábado 6 de enero de 2007

Bicentenario de Pérez Rosales

Tanto para Chile como para América Latina, y con mayor razón aún para la historia regional, la vida y obra de don Vicente Pérez Rosales es símbolo de esfuerzo, de aventura, de lucha contra la adversidad, de realizaciones. La loca geografía de estas latitudes, así como innumerables manifestaciones culturales: avenidas, calles, plazas, edificios, instituciones, artes, literatura, están impregnadas de su nombre y memoria.

Pese a todo, hoy, cuando inexorablemente nos acercamos al 5 de abril, día en que se cumplirán doscientos años de su nacimiento, ni la institucionalidad ni la comunidad organizada, han exteriorizado, ni siquiera intenciones, de realizar los actos con que debiéramos, con entusiasmo y alegría -y también con recogimiento- celebrar y conmemorar tan importante hito de la vida nacional.

Don Vicente Pérez Rosales fue nombrado Agente de Colonización en Valdivia por D.S. del presidente Manuel Bulnes, del 11 de octubre de 1850. En esa calidad, acogió a los colonos alemanes que se radicaron en la provincia de Valdivia y en el Territorio de Llanquihue, y fundó, de facto, la ciudad de Puerto Montt, el 27 de febrero de 1853.

El 27 de junio de 1853, mismo día de la dictación del decreto con que el presidente Manuel Montt fundara oficialmente Puerto Montt, don Vicente fue nombrado Intendente del Territorio de Colonización de Llanquihue. Personalmente dirigió la instalación de los colonos alemanes, hasta el 23 de marzo de 1854, fecha en que se alejó definitivamente de Puerto Montt.

Partió a Europa (marzo de 1855) con los títulos de Agente de Colonización y Cónsul de Chile en Hamburgo. Allá fue presidente de la Sociedad de Historia Natural de Nuremberg y de la Real Sociedad de Anticuarios de Copenhaguen.

De regreso a Chile, fue nombrado Intendente de Concepción el 11 de diciembre de 1859 y elegido Senador por Llanquihue entre 1876 y 1881.

La primera edición de sus 'Recuerdos del Pasado' vio la luz en el diario La Época, de Santiago, cuando el autor se encontraba en Europa. La segunda edición se publicó en 1882 y la tercera en 1886. Fue autor también de la 'Cartilla del Opositor a la moda' (1886), 'Ensayo sobre Chile' (1886), 'Diccionario del Entrometido' (1889); además del 'Manual del Ganadero Chileno', la novela 'El Huaso Rodríguez', un atlas para las escuelas primarias y sus cuadernos sobre la historia de Chile y Perú.

Falleció en Santiago el 16 de septiembre de 1886, a los 79 años y 5 meses de edad.

Eso y mucho más constituyen sin duda méritos suficientes para que las instituciones y todos los habitantes del sur de Chile rindamos a don Vicente Pérez Rosales el homenaje que le corresponde como prócer de nuestra nacionalidad.

 
 
Opciones
Volver a la portada Volver a la portada
Enviar este artículo Enviar este artículo
Imprimir sólo texto Imprimir sólo texto