Usted está en : Portada: Deportes
Sábado 22 de mayo de 2010
Lanchas chilotas a toda vela
Lanchas recorrieron la bahía porteña en conmemoración de las Glorias Navales. La ocasión sirvió para lanzar la Escuela de Deportes Naúticos y Carpinteros de Ribera.

Un desfile de naves fue lo que hubo ayer en la bahía de Puerto Montt.

Las lanchas chilotas se robaron el espectáculo con sus llamativos colores y pequeña estructura.

Las tradicionales embarcaciones tuvieron de aliado a Poseidón, dios del Mar, quien les permitió navegar sin contratiempos por el golfo porteño.

La travesía se transformó en una exhibición de los veleros, que recorrieron durante el mediodía la bahía puertomontina.

La jornada consistió en pequeños tracks o viajes. El evento no fue competitivo, por lo cual no hubo ningún ganador.

La tradición

El Club de Amigos de Lanchas Chilotas fue el que organizó este evento, con el fin de mantener las tradiciones.

Al finalizar la jornada, en el Club Náutico Reloncaví se efectuó el lanzamiento de la Escuela de Deportes Náuticos y de Carpinteros de Ribera.

Esta iniciativa se realizó en conjunto de Departamento de Educación Municipal y consiste en rescatar las tradiciones y a los carpinteros de ribereños, artesanos que construyen a manos estas lanchas utilizando maderas nativas.

La municipalidad de Puerto Montt lleva en su escudo una lancha chilota, y el municipio es uno de los propulsores de mantener la costumbre, razón por la cual cuenta con la "Catalina".

hombre de mar

Fernando Morales dejó su vida en Santiago por el sur de nuestro país y prácticamente se enamoró del mar.

Morales es el capitán de la "Pelegrina", bote que tiene desde el 2005. " Soy un enamorado del mar y de casualidad caí en el deporte de la lanchas chilotas, cuando un amigo me invitó a navegar un día y de ahí tomé la decisión de construir una lancha. Navegar es muy entretenido, estas lanchas tienen una particularidad de tener un calado muy bajo, razón por la cual uno puede introducirse en canales de un metro de profundidad. Cuando baja la marea, la nave no tiene ningún problema en escorar y luego hay que esperar que suba la marea y seguir navegando. El chilote dice que apurarse es perder el tiempo", comentó.

Es así como las bondades del mar atrapan a la gente y los hace enamorarse de sus encantos.