Usted está en : Portada: Crónica
Jueves 11 de marzo de 2010
Su hobby se transformó en ayuda
Lograron establecer más de 500 contactos entre familiares en la zona costera de la Provincia de Arauco, además de reparar equipos de radio, incluso de Carabineros.

Contentos por la ayuda que prestaron tras el terremoto, volvieron de la Región del Biobío los seis socios del Radio Club Melipulli de Puerto Montt que viajaron a la zona afectada para cooperar en materia de telecomunicaciones, donde pudieron establecer más de 500 contactos radiales.

Según informó su presidente, Eduardo Benavides, los radioaficionados llegaron la mañana del miércoles 3 a la Provincia de Arauco, la que había sido fuertemente afectada por el sismo.

"Viajamos en una camioneta y un minibús, y nos desplegamos en las comunas de Cañete, Los Álamos y Lebu, estableciendo comunicaciones desde y hacia la zona cero", contó.

Sin comunicación

Jorge Almonacid, secretario del club, explicó que la iniciativa de viajar a la zona costera del Biobío partió cuando se dieron cuenta que no había comunicaciones con esa zona.

"Después de sentir el temblor del 27 comenzamos a transmitir para ver qué había ocurrido. Nos conectamos a una frecuencia de encuentro y allí supimos que el movimiento no había sido local, sino que se trataba de un terremoto. Luego en una transmisión de banda VHF, informamos -primero a nuestros socios- lo que había pasado", dijo.

Solicitud de ayuda

Patricio Torres, uno de los socios del club, cuenta que en los canales de comunicación se podían escuchar mensajes de personas que pedían información de la costa de la Provincia de Arauco, pero no había respuesta de otros radioaficionados. Por ello decidieron partir hacia Lebu.

"En el viaje fuimos chequeando la situación en que se encontraban las comunicaciones de los diferentes organismos de emergencia, como Carabineros, Bomberos y postas de Salud; incluso como entre nosotros había dos técnicos electrónicos, Patricio Torres y Guillermo Ruiz, realizamos algunas reparaciones a equipos e instalaciones dañadas. Esto nos permitió conocer algunos puntos de apoyo para futuras transmisiones", relató el presidente del club.

Justamente, cuando el grupo llegó a Cañete, se percató que la Tercera Comisaría de Carabineros tenía problemas en sus equipos de comunicación.

"En ese momento nos dimos cuenta del problema que había y decidimos formar un equipo de reparaciones, solucionando el problema, lo que permitió que la unidad policial se comunique con sus destacamentos", relató Patricio Torres.