Usted está en : Portada: Crónica
Sábado 23 de mayo de 2009
Destacada carrera política
Su paso por El Salvador marcó el inicio de la trayectoria pública del hombre que consolidó la democracia.

Gran parte de sus 61 años, José Miguel Fritis los dedicó a la actividad política, no sólo en Chaitén, sino que en la Región en general y en el extranjero, destacándose su participación en los gobiernos de El Salvador y sus contactos con Venezuela, en la década de los '70 y '80.

Tras dejar el Municipio chaitenino, dijo que se convertiría en un fiel colaborador de la campaña presidencial de Eduardo Frei. Durante estos meses se reunió en al menos dos oportunidades con el candidato de la Concertación, para ofrecerle su apoyo y para plantearle su propuesta de reubicación de la comuna.

Quienes trabajaron directamente con él destacaron su espíritu de superación, sus intenciones por sacar adelante el ansiado proyecto Chile une a Chile y las importantes obras que se llevaron a cabo en Chaitén cuando se desempeñó como alcalde.

Fritis se convirtió en un férreo opositor a las acciones que desarrollaba el empresario ecologista Douglas Tomkpins, lo que lo llevó a culparlo de la imposibilidad de que se concretara la conectividad en la provincia de Palena.

El intendente Sergio Galilea rescató esto último, asegurando que "creo que ciertamente (Fritis era un enemigo de Tompkins), incluso en ocasiones para mí exageradas".

su paso por El Salvador

Cuando Mauricio Funes fue electo Presidente de El Salvador, el pasado 15 de marzo, José Miguel Fritis abrió una botella de champaña y celebró. Con un dejo de satisfacción, aseguró a "El Llanquihue" que "el Presidente de El Salvador no tan sólo trabajó para mí, sino que su proceso de elección es la culminación de un proceso que iniciamos un grupo de personas el año '79 ahí".

Este paso llevó a consolidar la democracia en el país caribeño y a convertir a Fritis en un asesor directo del ex Presidente Napoleón Duarte. Esta cercanía con el mandatario no fue fácil, ya que sufrió diversos atentados terroristas del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, lo que lo obligó a tener que usar guardaespaldas.

Tras la muerte de Duarte, Fritis llegó a Chile para desempeñarse como gobernador por la provincia de Palena y luego como alcalde de Chaitén.