Usted está en : Portada : Reportajes Domingo 4 de diciembre de 2005

Recuerdos del pasado

Sabrosas historias a dos días del retorno del ferrocarril

Por Juan Barrientos Oyarzún
Asi comienza todo

Por fin, los amigos del Comité de Defensa del Tren lograron la respuesta que buscaban. Casi una década de incansable trabajo y preocupación que incluyeron un "cabildo" en la antigua estación, convocatoria que incluso contó con la presencia del ex Arzobispo Monseñor Bernardo Cazzaro.

Viajes a Santiago, uno con entrevista con el entonces presidente Eduardo Frei Ruiz Tagle, a quien se recordó que la Estación de Puerto Montt fue inaugurada antes de 1970 por don Eduardo Frei Montalva y no era posible que fuese el hijo quien la cerrara. Se prometió algo, pero no se concretó.

Estuvieron en la cita en la Moneda Orlando Aravena (presidente del Comité de Defensa del Tren) y los dirigentes Tótila Lintz, Luis Nilo, Orlando Escobar y "El Llanquihue", que también integró dicho organismo, y desde hace un tiempo el Centro para el Progreso.

Ahora el señor Ricardo Lagos se encarga de reponer el tren, pero ahora con Estación en Alto La Paloma.

El antiguo tren llegaba hasta cerquita de la Plaza y era una maravilla salir hacia un paisaje de verde vegetación con el mar del Seno Reloncaví, el puerto, la isla Tenglo y la cordillera de fondo. Claro que esa gracia costaba casi media hora y en estos tiempos todo ,o casi todo, debe autofinanciarse. Pero el Tren por fin llega y ojalá sea para quedarse, con la vía construida con durmientes de hormigón o de palos chilenos.

El último ferrocarril se fue de Puerto Montt -y después de Puerto Varas- hace casi una década. Pero curiosamente continuó operando el de carga. Es que la carga, que era la que dejaba platita, se"negoció" y el Estado se quedó con el "cacho" de los pasajes.

Ahora, ojalá a alguien se le ocurra instalar una oficina de venta de pasajes e incluya un transporte a la Estación. No es mala idea y en caso contrario siempre va a ser más cómodo tomar el bus en el terminal. Ahora habrá para elegir.

 

ALGUNOS RECUERDOS

 

Surgen ahora algunos recuerdos del antiguo tren, como el moderno Flecha del Sur y el Tren Rápido y el ordinario "lenteja" con sus clásicos coches de tercera clase donde se vendían las bebidas y en el último vagón viajaban los comerciantes ambulantes que iban y venían.

Además había dos coches de segunda clase tenían asiento con cojines de cuero y también respaldo. En uno de ellos viajé a Santiago representando al diario como invitado de los mutualistas que asistían a un congreso nacional. En la delegación porteña iba con Orlando Ojeda Vargas, presidente provincial, "Cocho" Guzmán, Lucho Negroni, Luis "Mocho" Sepúlveda y en Puerto Varas la delegación la presidía don Vicente Reyes.

El cocaví del viaje consistía en huevos duros, pollo cocinado, carnes y pan, además de algunas frutas. En Llanquihue compramos las típicas empanadas de horno que fueron famosas, en Antilhue donde combinaba el tren valdiviano estaban en oferta pollitos, patos y las clásicas longanizas de metro.

Con todo ese abastecimiento hasta Santiago, los boletos. Pero, a Chillán a las 2 de la madrugada había que llegar despiertos para espantar el frío con el clásico "café con malicia", esta última era aguardiente purita que reconfortaba y espantaba la baja temperatura por varias horas.

Y en el trayecto en los coches acolchonados se colocaba una maleta para jugar a la brisca. Se hacía una competencia de viaje, la que sólo interrumpía el vendedor de "malta, papaya y pilsener".

En los buenos tiempos de verano el tren rápido llegaba cargado con más de mil pasajeros, entre turistas, gente que regresaba del norte y los clásicos mochileros que se alojaban donde podían, buscando siempre lo más barato.

Pero también llegaban muchos turistas de primera clase que copaban los hoteles.

Cómo olvidar el tren especial a Osorno cuando jugaba en el Parque Schott Puerto Montt con los dueños de casa.

Y otro tren especial que pidió un alcalde osornino en el verano y que llegaba a Pelluco los fines de semana. Hasta asados al palo se hacían en el predio cerca de la playa.

Ahora llega el tren y hay que aplaudir que el trabajo intenso del Comité cumplió su objetivo, quien la sigue...la consigue, y más vale tarde que nunca.

 

La inauguración

 

El martes arribarán, y para quedarse definitivamente, los nuevos automotores que realizarán la ruta Victoria - Puerto Montt.

Será el propio Presidente de la República, Ricardo Lagos, quien abordo del tren, inaugurará, luego de 14 años de espera, este nuevo servicio de transporte con que contará la capital regional y la Provincia de Llanquihue.

El Presidente primero inaugurará el servicio en Osorno y posteriormente seguirá su viaje al sur pasando por las estaciones de Purranque, Frutillar, Llanquihue, Puerto Varas y finalmente Puerto Montt, donde se espera llegue a las 14 horas.

 

Asi comienza todo

Fotografía del primer Tren que llegó a Puerto Montt.

 
 
Opciones
Volver a la portada Volver a la portada
Enviar este artículo Enviar este artículo
Imprimir sólo texto Imprimir sólo texto